14/10/17

Gastroenterologia: noticias y tratamientos: Tomar medicinas “sin receta” puede aliviar… y tamb...

Gastroenterologia: noticias y tratamientos: Tomar medicinas “sin receta” puede aliviar… y tamb...: Tomar medicinas “sin receta” puede aliviar… y también puede ser peligroso Gastroenterólogos aconsejan precaución al utilizar analgésico...

13/10/17

Relacionan el consumo de paracetamol durante el embarazo con el TDAH en niños [13-10-17]


Relacionan el consumo de paracetamol durante el embarazo con el TDAH en niños

El paracetamol era uno de los pocos medicamentos que podían tomar las embarazadas durante la gestación. Ahora, sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista científica especializada JAMA Pediatrics ha puesto en duda la seguridad de su ingesta. Según los investigadores de la Universidad de California (UCLA) y de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, podría existir una asociación entre la toma de paracetamol y el famoso TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad).

El TDAH es uno de los trastornos de la conducta más comunes en todo el planeta y se caracteriza  por una disminución de la atención, un aumento de la impulsividad, una desregulación emocional, hiperactividad, etcétera. En las últimas décadas se ha observado un aumento de los casos de TDAH, lo que ha llevado a los científicos a buscar las causas de dicho incremento. En palabras de una de las autoras principales de la investigación,  Beate Ritz, perteneciente al departamento de epidemiología de la Fielding School, “las causas del TDAH y el trastorno hipercinético no se conocen bien, pero está claro que los factores genéticos y ambientales contribuyen a él”. Además, según apunta la misma investigadora, "es probable que el aumento no solo sea atribuible a la mejora de los diagnósticos o a la conciencia de los padres. Es probable que existan componentes ambientales".

Para realizar el estudio los investigadores analizaron a 64.322 niños y madres danesas entre 1996 y 2002. Para comprobar si habían tomado paracetamol se llevaron a cabo entrevistas telefónicas asistidas por ordenador hasta tres veces durante el embarazo y nuevamente seis meses después de dar a luz. Posteriormente se hizo un seguimiento de los niños analizando posibles problemas de comportamiento. Además consiguieron el diagnóstico de trastorno hipercinético a los 11 años.

Según los datos la mitad de las madres consumieron paracetamol durante el embarazo. Los investigadores encontraron que los niños de las madres que habían tomado paracetamol durante el embarazo tenían entre un 13 y un 37 por ciento más de posibilidades de  tener conductas de TDAH. De hecho, si se había consumido paracetamol en el segundo y tercer trimestre la asociación era mayor. Y es más, según los científicos el riesgo de sufrir TDAH  en los niños subía al 50 por ciento en aquellos cuyas madres tomaron este analgésico durante más de 20 semanas en el embarazo.

Como explica la propia Ritz, "se sabe a partir de datos de los animales que el paracetamol es un disruptor hormonal y que exposiciones hormonales anormales durante el embarazo pueden influir en el desarrollo del cerebro del feto".

A pesar de las alarmantes conclusiones a las que llega el estudio los investigadores se han mostrado cautos. Como explica Jørn Olsen, coautor de la artículo, "necesitamos más investigación para verificar estos resultados, pero si estos resultados reflejan las asociaciones causales, entonces el paracetamol no se debe considerar una droga ‘segura’ para su ingesta durante el embarazo".

11/10/17

La vacuna contra la gripe en las mujeres embarazadas también protege a los recién nacidos [11-10-17]

  
La vacuna contra la gripe en las mujeres embarazadas también protege a los recién nacidos

Una investigación reciente también sugiere que la vacuna no aumenta el riesgo de aborto espontáneo


Vacunarse cada temporada contra la gripe durante el embarazo protege a los recién nacidos de la enfermedad por meses tras el nacimiento, y no provoca abortos espontáneos.

Eso asegura un estudio que fue presentado el jueves en la reunión anual de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America, IDSA).

"Es comprensible que las mujeres embarazadas se preocupen de proteger a sus bebés que aún no han nacido, lo que hace que sea más importante que comprendan que vacunarse contra la gripe durante el embarazo es una manera importante de proteger al bebé, además de a sí mismas", aseguró en un comunicado de prensa de la IDSA la Dra. Kathleen Neuzil, miembro del Grupo de trabajo de la influenza pandémica de la sociedad, y profesora clínica de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington.

"Estos nuevos datos sobre la seguridad y eficacia de las vacunas son alentadores, y el creciente número de mujeres embarazadas que reciben la vacuna señala que las mujeres escuchan el mensaje sobre los beneficios de la vacuna", añadió.

Los recién nacidos llegan al mundo sin inmunidad protectora, y no pueden recibir la vacuna contra la gripe hasta que tienen seis meses de edad, lo que los hace particularmente vulnerables a la enfermedad. Los bebés que contraen la gripe pueden enfermar de gravedad, necesitar hospitalización e incluso morir, según la IDSA.

Un pequeño estudio de la Universidad de Utah halló que las mujeres embarazadas que reciben una vacuna contra la gripe transmiten la inmunidad contra la enfermedad a sus bebés, en forma de anticuerpos contra la gripe. Esa protección dura unos cuantos meses tras el nacimiento.

Los investigadores hallaron protección con anticuerpos de la gripe en todos los bebés de once mujeres embarazadas que recibieron la vacuna contra la gripe, frente al 31 por ciento de los bebés nacidos de 16 mujeres que no se vacunaron.

Entre los bebés que nacieron de mujeres vacunadas, la protección con anticuerpos seguía presente en 60 por ciento a los dos meses de edad, y en 11 por ciento a los cuatro meses. Ninguno de los bebés nacidos de mujeres no vacunadas tenía protección con anticuerpos ni a los dos ni a los cuatro meses.

"Nuestra investigación sugiere que las vacunas maternas proveen cierta protección contra la gripe durante los primeros meses tras el nacimiento", apuntó en el comunicado de prensa la autora líder, la Dra. Julie Shakib, profesora asistente de pediatría de la Universidad de Utah. "Las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna tan pronto esté disponible para protegerse ellas mismas, y a sus bebés también".

Otro estudio no halló ninguna relación entre la vacuna contra la gripe estacional durante el embarazo y el aborto espontáneo. Los investigadores compararon a 243 mujeres embarazadas que habían sufrido un aborto espontáneo con 243 mujeres embarazadas que no. Las mujeres que tuvieron abortos espontáneos no eran más propensas a haber recibido la vacuna contra la gripe durante las cuatro semanas antes del aborto espontáneo, en comparación con las mujeres que no abortaron.

"Las preocupaciones de seguridad son uno de los principales motivos planteados por las mujeres embarazadas para abstenerse de la vacuna contra la influenza", señaló en el comunicado de prensa Stephanie Irving, epidemióloga de la Marshfield Clinic Research Foundation, en Wisconsin. "Nuestros hallazgos deben ayudar a las mujeres embarazadas a sentirse más cómodas respecto a la vacunación".

Debido a que ambos estudios se presentaron en una reunión médica, los datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

21/8/17

¿Manchas en la piel? Cuidado con medicamentos fotosensibles [21-8-17]


¿Manchas en la piel? Cuidado con medicamentos fotosensibles

La exposición al sol mientras tomamos ciertos medicamentos puede provocar manchas en la piel. Por ello, tomar medidas de prevención es necesario.

 “Un medicamento fotosensible es todo aquel que, ya sea vía oral o aplicado a nuestra piel, puede generar una reacción a nivel cutáneo cuando el paciente se expone al sol”, explica la doctora María Teresa Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

Generalmente, las manchas pican o escuecen, algunas son “muy leves y otras más severas en las que la inflamación de la piel es tal que se puede llegar a erosionar, aparecen heridas, se infectan, y pueden, incluso, provocar fiebre, malestar general, dolores musculares, mareo…”, apunta.

Cómo detectarlas y diferenciarlas


Las manchas pueden ser comunes a otras enfermedades. “La pista para sospechar que puede haber una reacción por un medicamento fotosensible, más que la forma de la mancha en sí, sería por su localización”, señala la doctora.

Que aparezcan en zonas expuestas al sol como cara, escote, brazos y piernas nos puede hacer sospechar que estamos ante este tipo de reacción. “La mancha en sí –según la doctora– suele ser roja, a veces suda un líquido transparente, otras veces aparece una descamación”.

¿Qué medicamentos del día a día son fotosensibles?

La lista de medicamentos fotosensibles “puede ser muy larga”, apunta la dermatóloga. Afortunadamente, “no todo el mundo que toma medicación fotosensible desarrolla este tipo de reacciones”, ni lo hace de la misma forma. Aunque haya factores aún desconocidos en cuanto al modo en que estos medicamentos afectan según la persona, parece ser que juegan un papel importante la genética y la forma de cada individuo de metabolizar el medicamento en cuestión.

Entre los más frecuentes “estarían los fármacos que se utilizan en cardiología para el corazón”, antihipertensivos, que bajan la tensión; los diuréticos, que nos ayudan a orinar y eliminar líquidos; y arritmias.


23/6/17

Antidepresivos aumentan riesgo de sufrir cardiopatías [23-6-17]

Antidepresivos aumentan riesgo de sufrir cardiopatías

Según científicos británicos los más peligrosos son los de tipo tricíclicos

Londres.- Los antidepresivos de uso común pueden incrementar en más de un tercio el riego de desarrollar dolencias cardiacas, según un estudio del University College de Londres que difundió Efe.

Los investigadores basaron sus conclusiones, publicadas en el último número de la revista European Heart Journal, en el estudio de 15.000 personas en Escocia.

Mark Hamer, del departamento de epidemiología y salud pública de la universidad y líder del estudio recordó que "los antidepresivos se recetan ahora no sólo para la depresión, sino para una amplia gama de problemas como el dolor de espalda y de cabeza, la ansiedad y el insomnio", razón por la que se ha incrementado su impacto en el conjunto de la población.

El estudio destacó que esta relación se da especialmente en el caso de los antidepresivos tricíclicos, uno de los grupos de fármacos más usados en el tratamiento médico de los trastornos del estado de ánimo, junto a los monoaminooxidasa, el litio y los inhibidores selectivos de la recaptación de las monoaminas.

Su consumo está contraindicado en menores de edad y se usan con precaución durante el embarazo y la lactancia, así como en personas que sufren episodios epilépticos y conductas suicidas.

Hamer explicó que el estudio permitió constatar que "hay algunas características de los tricíclicos que están incrementando el riesgo" de sufrir dolencias cardiacas en quienes los toman.

Hasta ahora se sabía que estos antidepresivos tenían como efectos secundarios una mayor presión sanguínea, sobrepeso y diabetes.

El médico también insistió en que a eso se suma que las personas que toman antidepresivos tienen una mayor propensión al tabaquismo y la vida sedentaria, otros elementos que potencian problemas cardiacos.

La Fundación Británica del Corazón pidió tomar con cautela estos resultados, porque el estudio no tenía como objetivo inicial evaluar el efecto de los antidepresivos en el riesgo de problemas de corazón, sino que los resultados sugirieron esta posibilidad.

16/6/17

Aspirina cumple 120 años y es medicamento consentido en el mundo


Aspirina cumple 120 años y es medicamento consentido en el mundo
cronica.com.mx

En 1897 el químico alemán Felix Hoffmann sintetizó el ácido acetilsalicílico y así inició la historia de la aspirina, medicamento sugerido para tratar los síntomas del resfriado, de la fiebre y del dolor, además de prevenir problemas cardiacos.

Tras su síntesis, el ingrediente activo se vendió como un polvo blanco dentro de frascos de cristal en Alemania; después se convirtió en tabletas cilíndricas a las que se le sumaron nuevas sustancias.

La aspirina se fabricó desde 1961 en la Ciudad de México. Luego, con la ampliación del portafolio de productos del laboratorio Bayer, su planta se mudó a Lerma en el Estado de México, lugar en el que desde hace 20 años se producen más de mil millones de tabletas de la presentación OTC.

De acuerdo con el responsable de la planta, Frank Wilgmann, se producen cada año de 65 a 78 millones de cajas del producto, lo que suma cerca de 13 mil millones de tabletas en 20 años, de las cuales 42 por ciento se exporta y el resto se vende en el mercado doméstico.

En entrevista el directivo expuso que uno de los principales retos de la aspirina para permanecer en el mercado a nivel mundial es mantener los costos competitivos con la alta calidad que distingue a Bayer con las diferentes presiones del mercado.

Explicó que la capacidad de la planta, en la que también se fabrican y empacan otros productos, contribuye a mantener los costos.

Destacó que la marca es muy conocida y los consumidores agradecen su calidad; “la gente en México tiene una conexión muy grande con el producto, lo que es muy interesante porque ocurre lo mismo en Alemania”.

“Creo que si una marca tiene una historia de 120 años le esperan otros 120 años en el futuro, es una fórmula que tiene uno de los mejores activos contra el dolor”, sostuvo el directivo.

Wilgmann aseguró que por el momento la capacidad de la fábrica en México cumple con los requerimientos del mercado, con 520 empleados que laboran hasta en tres turnos, lo que depende de la demanda, aunque reconoció que podría ser ampliada.

El directivo precisó que la planta mexiquense cuenta con 15 hectáreas, de las cuales 7.5 se encuentran ocupadas por el edificio de producción, tres laboratorios de calidad, almacén, centro de distribución y de energías, entre otros.

Respecto a la ampliación, dijo: “es una posibilidad, es una planta estratégica muy importante para el consumo, por el momento estamos estables en México”.

El responsable de Asuntos Médicos y Desarrollo Clínico a nivel mundial de la división Consumer Health de Bayer, Michael Voelker, señaló que el ácido acetilsalicílico sigue siendo uno de los principales retos de los investigadores y muestra de ello es que fue el protagonista de más de mil 900 publicaciones en 2016.

De acuerdo con el jefe de Cardiología del Hospital de Tacuba del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Carlos Narváez Oriani, entre los beneficios de la aspirina, en dosis bajas, se encuentra la prevención de enfermedades cardiovasculares en pacientes con factores de riesgo.

El especialista destacó que, por su efectividad y bajo costo, la aspirina es el primer medicamento recomendado para prevenir accidentes cerebrovasculares y cardiovasculares.

La aspirina ha estado en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1977 y es una marca registrada en 147 países, entre ellos México, en el que tiene 12.6 por ciento de participación en el mercado, con un consumo de 700 millones de pastillas.

21/5/17

Un antibiótico podría reducir el efecto de algunos anticoagulantes [21-5-17]


Un antibiótico podría reducir el efecto de algunos anticoagulantes

Los médicos deben vigilar de cerca a los pacientes que tengan que tomar esos fármacos juntos, aconseja un experto

El antibiótico dicloxacilina podría reducir los efectos de algunos anticoagulantes, muestra una investigación reciente.

"La sorpresa del estudio fue la magnitud del impacto de la dicloxacilina", dijo el autor del estudio, Anton Pottegard, farmacéutico e investigador de la Universidad del Sur de Dinamarca, en Odense.

"Con frecuencia, los efectos de estos tipos de estudios son bastante pequeños. Pero aquí fue muy pronunciado. El nivel de anticoagulante en sangre de seis de cada diez pacientes se redujo tanto que ya no estaban suficientemente protegidos contra la coagulación y el accidente cerebrovascular (ACV)" apuntó Pottegard.

Coumadin (warfarina) y anticoagulantes similares reducen el riesgo de coágulos sanguíneos, una causa potencial de ACV y ataques cardiacos, al diluir la sangre de forma que no se formen bloqueos en los vasos sanguíneos, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Los pacientes con una arritmia cardiaca conocida como fibrilación auricular y aquellos que han recibido un reemplazo de válvula cardiaca con frecuencia toman esos fármacos.

Los médicos indican análisis de sangre para esos pacientes mientras toman los medicamentos, para garantizar que la dosis que toman provoca un nivel adecuado de dilución de la sangre.

"Cuando los niveles son demasiado altos, los pacientes están en riesgo de eventos hemorrágicos potencialmente letales. Cuando son demasiado bajos, los pacientes podrían estar en riesgo de coágulos sanguíneos, ACV o [coágulos] pulmonares", comentó el Dr. Mike Lane, profesor asistente de medicina de la división de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

Los médicos también saben que una variedad de fármacos, incluyendo algunos antibióticos, pueden alterar los efectos de Coumadin.

"Desafortunadamente, tiene muchas interacciones farmacológicas que dificultan su uso. Algunos medicamentos podrían aumentar el efecto y otros, reducirlo. Desgraciadamente, solo conocemos algunas de esas interacciones a través de pequeños informes de casos", lamentó Lane.

En el nuevo estudio, los investigadores determinaron una interacción aparente entre Coumadin y dicloxacilina, un medicamento usado para tratar las infecciones que no responden a la penicilina.

"Aunque la dicloxacilina no se usa con frecuencia en Estados Unidos, antibióticos similares son de uso común", anotó Lane.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron a casi 250 personas que tomaban Coumadin y dicloxacilina. Su edad promedio era 68 años, y el 61 por ciento eran hombres. Los investigadores encontraron que en el 61 por ciento de los pacientes la anticoagulación se hizo menos efectiva en un plazo de dos a cuatro semanas tras el tratamiento con el antibiótico.

Los motivos de la interacción no están claros. Pero Pottegard dijo que parece que el antibiótico afecta a la forma en que el hígado procesa los anticoagulantes, lo que podría provocar una eliminación más rápida del anticoagulante del cuerpo.

Pottegard dice que los médicos deben tener cuidado al recetar dicloxacilina a pacientes que tomen Coumadin o anticoagulantes parecidos.

Si el antibiótico es completamente necesario, aconsejó, los médicos deben vigilar de cerca el nivel de anticoagulación durante el tratamiento, y durante una a dos semanas después de que el paciente deje de tomar el antibiótico.

En cuanto a la nueva generación de anticoagulantes que funcionan de forma distinta a Coumadin (que incluyen a Eliquis, Xarelto y Pradaxa), Pottegard planteó que no hay motivo para pensar que el antibiótico tendría el mismo efecto en ellos.

El estudio aparece en la edición del 21 de julio de la revista Journal of the American Medical Association.

16/5/17

Un nuevo uso de la levadura: la fabricación de analgésicos narcóticos [16-5-17]

Un nuevo uso de la levadura: la fabricación de analgésicos narcóticos

Ser capaz de no depender de la amapola podría revolucionar la producción de medicamentos, pero esto no está exento de peligros, según los expertos



Los científicos dicen que han modificado genéticamente la levadura de cerveza para crear analgésicos narcóticos potentes.

Los analgésicos en cuestión se llaman opiáceos, e incluyen medicamentos que contienen opiáceos como la morfina, Oxycontin y Vicodin, cuya fuente más habitual es la amapola del opio.

Pero la nueva tecnología podría evitar el uso de la amapola, lo que llevaría a métodos más rápidos y posiblemente más baratos de creación de muchos tipos de medicamentos basados en las plantas, según el equipo de la Universidad de Stanford.

"Se trata solamente del principio", dijo la autora principal del estudio, Christina Smolke, profesora asociada de bioingeniería. "Las técnicas que desarrollamos y demostramos para los analgésicos opiáceos [narcóticos] pueden adaptarse para la producción de muchos componentes derivados de las plantas para combatir cánceres, enfermedades infecciosas y afecciones crónicas como la hipertensión y la artritis".

Pero el hallazgo tiene un posible inconveniente: los narcóticos "caseros" podrían aumentar una vez que esta tecnología se vuelva fácilmente reproducible.

Otros laboratorios han estado trabajando en la producción de opiáceos sin amapola. En mayo, un equipo de la Universidad de California, en Berkeley, publicó un estudio en la revista Nature Chemical Biology describiendo todos menos uno de los pasos de un proceso para usar levadura genéticamente modificada para convertir el azúcar simple en morfina.

En este nuevo estudio, el equipo de Stanford reprogramó la genética de la levadura de cerveza normal (usada durante miles de años para hacer fermentar el pan) de modo que las células del organismo que crecen con rapidez podían convertir el azúcar en hidrocodona, un analgésico que se encuentra en el Vicodin, en solamente de 3 a 5 días. Informan sobre su proeza en la edición en línea del 13 de agosto de la revista Science.

En la actualidad, puede llevar más de un año producir estos medicamentos, explicaron los investigadores. Esto es así porque las amapolas son cultivadas en granjas con licencia, cosechadas, procesadas y enviadas a las fábricas, donde se refina el material hasta convertirlo en medicamentos, explicaron los investigadores.

"Cuando empezamos a trabajar hace una década, muchos expertos pensaban que sería imposible manipular la levadura para reemplazar todo el proceso desde la granja a la fábrica", dijo Smolke en un comunicado de prensa de la Stanford.

Y no va a ocurrir enseguida que los narcóticos se fabriquen a partir de la levadura en laboratorios ilegales, dijo el equipo de la Stanford. Eso se debe a que, ahora mismo, se necesitarían 16,655 litros (4,400 galones) de levadura a fin de producir una sola dosis de medicamento analgésico, dijo el equipo de Smolke.

Pero creen que el nuevo estudio es una prueba de principio de que esa levadura puede usarse para hacer medicamentos complejos a partir de plantas. Stanford ha patentado la nueva tecnología, y Smolke y su equipo han formado una compañía.

Esperan que la tecnología se vuelva más eficiente en el futuro, y ahí es donde se podría requerir una salvaguardia, dijo Smolke.

"Deseamos que haya un proceso de deliberación abierto para unir a los investigadores y los legisladores", dijo. "Necesitamos opciones que contribuyan a asegurarse de que la producción de componentes medicinales con base biológica se desarrolle del modo más responsable".

En mayo, en el momento en que el descubrimiento de Berkeley se reportó, unos expertos que escribieron en la revista Nature Chemical Biology ofrecieron directrices para proteger la producción de opiáceos basados en la levadura de los criminales.

Según un grupo dirigido por Kenneth Oye, director de políticas y prácticas del Centro de Investigación de Ingeniería Biológica Sintética del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por su sigla en inglés), esas salvaguardias deberían contar con 4 puntos clave:

La manipulación de cepas de levadura para que resulten menos atractivas a los criminales. Se pueden diseñar para producir solamente opiáceos con un valor limitado en la calle. O podrían fabricarse de tal modo que sea tan difícil de procesar que no merezca la pena hacer el esfuerzo. Las cepas de levadura productoras de opiáceos también podrían incluir una marca de agua de ADN para hacer que las fuerzas del orden las puedan rastrear más fácilmente.
Reforzar la seguridad sobre las cepas de levadura que producen narcóticos, parecida a la que se usa ahora con los analgésicos recetados.
Asegurarse de que las compañías de síntesis de ADN evalúan todos los órdenes para las secuencias de ADN, vigilando las que podrían usar los criminales para generar levadura que produce opiáceos.
Extender la leyes actuales de narcóticos para que cubran las cepas de levadura que produce opiáceos.

"Tenemos algo de tiempo, de modo que tomemos un momento ahora para llegar a modos que faciliten la protección de la salud pública", dijo Oye a HealthDay en ese momento.